Si sospechas que un ser querido está deprimido o sufre depresión, es importante buscar ayuda lo antes posible. La depresión no tratada puede conducir a  problemas de salud psicológicos, especialmente en los ancianos. Además, la depresión no tratada está relacionada con el suicidio de ancianos. Si conoces a alguien que se siente desamparado, impotente o sin esperanza, consulta a un profesional de la salud lo antes posible. Con ayuda profesional y apoyo, sobre todo, de los miembros de su familia, tienen recursos para comenzar a sentirse mejor.

Si usted sospecha que está sufriendo depresión

  1. Consulta a tu médico sobre tomar medicamentos antidepresivos. Muchos de ellos proporcionan un alivio efectivo para la depresión en los ancianos, pero los efectos secundarios pueden cambiar, ya que es importante elegir algo que coincida con su estilo de vida. Además, asegúrate de hablar sobre otros medicamentos que debe tomar para asegurarse de que no tengan interacción negativa.
  2. Puede que el medicamento tarde un tiempo en funcionar. Los ancianos, suelen perder la esperanza muy rápido si el antidepresivo no funciona inmediatamente.
  3. Por favor, siga las instrucciones de la receta. Los antidepresivos deben ser tomados como se indica para que sean efectivos.
  4. Debido a que la depresión puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos, consulte con su médico sobre los medicamentos que está tomando para otros problemas de salud. Si este puede ser el caso, solicite al médico que le recete otro tratamiento.
  5. Deben comer comidas equilibradas todos los días, ya que diferentes estudios han demostrado que no comer equilibradamente influye en los síntomas de la depresión. Además, pregúntele al médico si es aconsejable tomar vitaminas.
  6. Existen varias opciones de asesoramiento disponibles, debe encontrar la que mejor  se adapte a sus  necesidades. Por ejemplo, la psicoterapia tratada con un especialista capacitado en salud mental para que pueda ayudarle a manejar los problemas inminentes, gestionar sus síntomas y crear una estrategia para manejar sus emociones. Además, lo ayuda a trabajar en condiciones que pueda aceptar los cambios que se están produciendo.
  7. Busque grupos de apoyo u otras opciones de asesoramiento administradas por centros de salud y organizaciones religiosas. También puede unirse a un grupo de autoayuda en su área, para que también pueda conocer a otras personas mayores que están pasando por momentos difíciles, puede encontrar apoyo mutuo.
  8. Póngase en contacto con su familia y amigos, para que do se encuentre solo cuando se sienta deprimido. Las interacciones sociales pueden proporcionar distracciones útiles.
  9. Para casos graves de depresión en personas mayores, busque información sobre la terapia electroconvulsiva, que es una técnica que se usa para aquellos pacientes que no han respondido a los medicamentos. La terapia electroconvulsiva (TEC) hará que el paciente tenga convulsiones y tenga una estimulación cerebral rápida. Con el paso del tiempo, esto ha demostrado ser efectivo para algunas personas.

Como ayudar a una persona con depresión

  1. Esté tan cerca de esa persona como pueda, trate de ser diplomático a la hora de expresar su preocupación.
  2. Escuche y apoye. Pero no debe criticarlos ya que así aumenta su inseguridad.
  3. Algo muy importante es recordarle que no está solo en esto.
  4. Sugiérale que busque tratamiento y asegúrele que le acompañará en todo momento.
  5. Ayuda a buscar opciones para él tratamiento. Puede pedir ayuda a su médico de cabecera o centros locales de salud mental, servicio a la tercera edad u otros servicios de apoyo en su ciudad o pueblo.
  6. También puede buscar en una guía telefónica o en internet la dirección de un psiquiatra, psicólogo o trabajador social para que le den ayuda y asesoramiento.
  7. Esté dispuesto a acompañarlo individualmente al tratamiento.
  8. Ayúdele a controlar sus medicamentos.
  9. Debe evitar el alcohol, recuérdele que siga las instrucciones del médico.
  10. Aproveche cada oportunidad para mostrar su comprensión y apoyo.
  11. Escúchele y ofrézcale esperanza.
  12. Anímelo en la participación en diversas actividades para evitar la soledad.
  13. Ofrézcale la oportunidad de relacionarse con los demás.
  14. Recuerde que usted no puede controlar las emociones que ocurren en la depresión.
  15. Recuérdele que las cosas mejorarán.
  16. Prepárate ya que va a tener días buenos y malos.
  17. Si nota un cambio repentino en su personalidad, puede ser una señal de peligro.
  18. Si una persona habla de lastimarse, tome en serio esta amenaza, y pida ayuda tan rápidamente como pueda.
  19. En caso de emergencia, llévelo a urgencias del hospital más próximo.

Nota:

  • Si usted o alguien que conoce tiene signos de depresión, asegúrese de ver a un médico.
  • Por ejemplo, entender que los problemas de salud tales como apoplejía, cáncer o demencia pueden aumentar el riesgo de depresión.

Consejo rápido:

  • La combinación de enfoques a menudo es la mejor manera de tratar la depresión en los ancianos.
Como tratar la depresión de los ancianos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies