dos reactores nucleares secretos preocupan a los científicos

En medio de la transición energética, China está poniendo su mirada en la energía nuclear. Entre los muchos proyectos de reactores, dos son de especial interés para algunos científicos. ¡Estos “reactores reproductores” generan plutonio, el mismo componente que se coloca en las ojivas nucleares!

Reactores civiles de plutonio

China ha iniciado una transición energética y está muy interesada en la energía nuclear. No menos que 19 reactores están en construcción y otros 115 están previstos o en estudio en este país. China también ha anunciado la construcción de una planta piloto que, en última instancia, debería permitir asegurar su suministros uranio extrayendo agua de mar, por lo que este país está incrementando sus recursos para hacer de la energía nuclear su punta de lanza de la transición energética.

En un artículo del 25 de mayo de 2021, Popular Mechanics discutió la construcción de dos reactores nucleares en la isla de Changbiao, en la provincia de Fujian (sureste). Estos reactores denominados China Fast Reactor 600 (CFR-600) deberían estar operativos en 2023 y 2026. Sin embargo, su instalación es motivo de preocupación para muchos observadores.

China Reactor rápido 600
Créditos: world-nuclear-news.org

Este tipo de “reproductores” o más bien reactor rápido refrigerado por sodio (RNR-Na) consumiría más uranio que otras soluciones existentes. Con una capacidad de 600 MWe (megavatios eléctricos), estos reactores se alimentan con MOX, una mezcla de óxidos resultante del tratamiento del combustible gastado de las centrales nucleares consistente en 92% de uranio y 8% de plutonio. El problema es que estos CFR-600 liberarían grandes cantidades de plutonio. Sin embargo, este componente es más conocido por integrar la fabricación de armas nucleares.

¿Un objetivo militar oculto?

Según un informe del Centro de Educación sobre Políticas de No Proliferación (NPEC) publicado en 2021, estos dos reactores podrían permitir que China tenga cerca de 1300 ojivas nucleares para 2030. El NPEC estima que el programa nuclear civil chino es en parte mucho más opaco que la de Estados Unidos, países europeos, Japón o incluso Corea del Sur. Además, Beijing no ha presentado informes al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) desde 2017.

Por lo tanto, los autores del informe están preocupados por las capacidades de estos llamados reactores civiles. Considerando la contribución potencial a la constitución de un gran stock de plutonio, las sospechas relativas a un objetivo militar adquieren todo su sentido. Finalmente, los analistas recordaron que los servicios de inteligencia de Estados Unidos acusan a China de haber incurrido en una carrera de armamentos atómicos. De hecho, su objetivo sería duplicar su arsenal nuclear en un futuro próximo.