¡Gran parte de la distribución de los grandes simios podría desaparecer para 2050!

Los expertos llevan muchos años intentando advertir sobre la situación de los grandes simios. Más que nunca, su supervivencia pende de un hilo. Un estudio reciente de EE. UU. Explica que hasta el 85% de su rango podría desaparecer en menos de treinta años.

Un declive masivo

Dentro del reino animal, los grandes simios son nuestros parientes más cercanos. En 2018, un estudio de la Universidad de Howard (Estados Unidos) proporcionó una prueba más. Esto resaltó en ellos la presencia de músculos que se pensaba que eran exclusivamente humanos. Sin embargo, la supervivencia de los grandes simios se ha visto amenazada durante muchos años. En un estudio reciente, la Wildlife Conservation Society en los Estados Unidos menciona un disminución masiva en el rango gorilas, bonobos y otros chimpancés para el 2050. Para los investigadores, las causas del descenso masivo son múltiples: el calentamiento global, el aumento de la población humana y los cambios en el uso de la tierra.

Este estudio publicado en la revista Diversidad y distribuciones El 6 de junio de 2021 se basa en la base de datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que se ha poblado durante veinte años. Denominado Poblaciones, entornos y encuestas de simios, contiene información sobre los grandes simios que viven en muchos lugares.

chimpancés
Crédito: Rabenspiegel / Pixabay

El peor y el mejor escenario

Los líderes del estudio dicen que han trabajado en “el mejor y el peor escenario”. El mejor escenario se relaciona con una lenta reducción de las emisiones de CO2, así como con la implementación de medidas efectivas y adecuadas. Por otro lado, el peor de los casos se refiere a una 85% de pérdida de rango grandes simios, una disminución distribuida uniformemente entre áreas protegidas y no protegidas. Además, este último escenario está disponible en otra versión en la que se trata de un pérdida de hasta el 94%, incluyendo el 61% en áreas desprotegidas.

Los grandes simios pudieron adoptar una estrategia en respuesta al calentamiento global, es decir, a moverse en altitud. Sin embargo, esto solo será posible si el relieve circundante es lo suficientemente alto como para ofrecer lo que luego se convertiría en un refugio para los monos, así como para los animales y plantas de los que se alimentan. E incluso si las regiones montañosas encarnan este asilo, ¿estarán los monos listos para migrar? El tiempo se acaba y nada es seguro.

Según los investigadores, poner en marcha estrategias de conservación efectivas ahora debe ir acompañado de la consideración de las áreas a las que los monos podrían migrar en el futuro. Usando sus modelos, los autores del estudio dicen que pueden sugerir áreas que deben protegerse anticipando el futuro. Para ellos, este tipo de estrategia debe sumarse a la planificación del uso del suelo, así como a medidas de mitigación y adaptación al calentamiento global.