La mejora de esta técnica de desalación de agua de mar es una fuente de esperanza

Investigadores surcoreanos han encontrado una manera de mejorar significativamente una de las diferentes técnicas de desalinización de agua de mar, una innovación que da esperanza para un futuro en el que el agua potable sigue siendo un recurso abundante y asequible.

La desalación, una respuesta imperfecta

Si nuestro planeta está compuesto principalmente de agua, el agua dulce, un líquido vital para los humanos, solo representa 1% de los 1.386 billones de km3 de agua que contiene. El resto está en los océanos, pero su concentración de sal es demasiado grande para el consumo. El agua dulce es, por tanto, un recurso muy valioso y, naturalmente, los problemas actuales y futuros se refieren al suministro de la población. Hoy, aproximadamente 500.000 personas no tienen acceso el agua potable y las “guerras del agua” apenas comienzan.

Sin embargo, una práctica ha experimentado un desarrollo significativo en las últimas décadas: desalación de agua de mar. En algunas regiones áridas como Oriente Medio, esta práctica es predominante, respondiendo a una cierta escasez. Lamentablemente, la desalinización del agua de mar se enfrenta a varios obstáculos. En primer lugar, encontramos la producción de salmuera, los restos de agua con una alta concentración de sal. Sin embargo, esto es vertidos que contaminan los océanos. Además, debes saber que existen varias tecnologías de desalación. Sin embargo, ninguno de ellos es perfecto. De hecho, algunos consumen demasiada energía y otros no son lo suficientemente eficientes para aplicaciones a gran escala.

Un equipo del Instituto Coreano de Ingeniería Civil y Tecnología de la Construcción (KICT) publicó un estudio en el Revista de ciencia de membranas el 1 de abril de 2021. En su publicación, los investigadores afirman haber encontrado una forma de mejorar significativamente una de las técnicas de desalación: la destilación por membrana. En la práctica, el principio se basa en separación de dos bolsas de agua, (salado / dulce) por una membrana hidrofóbica. Esto evita que el agua pase pero no el vapor.

membrana de desalación de agua de mar
Crédito: KICT

¿Una innovación capaz de cambiar el juego?

Por tanto, se trata de calentar el agua salada que, al evaporarse, se unirá al agua dulce en forma de condensación. El agua salada se convierte en agua dulce, despojada de su sal y otras impurezas. Sin embargo, los científicos se han encontrado con varios problemas, incluido un alto consumo de energía. A esto se suma una tendencia a recubrimiento gradual de la membrana por sal e impurezas. Por lo tanto, esto requiere su reemplazo regular.

Sin embargo, los investigadores han desarrollado una nueva membrana capaz de filtrar el agua de mar hasta en un 99,99%. durante un período de 30 días. Sin embargo, las membranas convencionales tienen todos los problemas del mundo para aguantar más de dos días antes de que muestren fugas. La famosa membrana se fabrica mediante una técnica denominada “electrohilado coaxial”, que consiste en proyectar dos materiales para obtener una membrana no tejida cuyos poros tienen un diámetro máximo de una micra solamente.

Gracias a esta nueva membrana, se permite la esperanza. Sin embargo, los científicos ahora deben trabajar para reducir el consumo de energía antes de poder reclamar un solución de desalinización ideal. El futuro nos dirá si este trabajo permitirá perpetuar el aspecto abundante y asequible del agua potable y así asegurar un suministro general eficiente.