La NASA comienza a probar un taxi volador por primera vez

La NASA se está preparando para probar el rendimiento acústico de un modelo de taxi volador desarrollado por la empresa Joby Aviation. En última instancia, estos vehículos podrían integrarse en el paisaje urbano para limitar los atascos.

¡Los taxis voladores llegarán pronto!

El mercado de los “taxis voladores” tiene varios actores ambiciosos. La empresa japonesa SkyDrive, por ejemplo, cerró recientemente con éxito el primer vuelo tripulado de su vehículo. Otros grandes nombres también se han posicionado en el nicho, a saber, General Motors, Airbus, Boeing o Rolls-Royce. En Francia, un proyecto similar también podría ver la luz en un futuro próximo. La NASA está interesada en el modelo de despegue y aterrizaje vertical totalmente eléctrico (eVTOL), diseñado por la startup californiana Joby Aviation.

Impulsado por seis rotores, este taxi puede recorrer una distancia de hasta 240 kilómetros en un vuelo y alcanzar una velocidad de hasta 320 km / h. Recientemente cotizada en la Bolsa de Valores de Nueva York, la compañía ha estado probando sus prototipos de tamaño completo desde 2017 y ya ha realizado más de 1,000 vuelos de prueba. Como parte de una asociación reciente con la NASA, la compañía tiene la intención de hacer lo que sea necesario para reducir el ruido de sus palas tanto como sea posible.

Durante una campaña de prueba de dos semanas, que incorpora la campaña National Advanced Air Mobility (AAM) de la agencia espacial, se operarán varios vuelos de prueba desde la base de vuelo Joby cerca de Big Sur, en California.

Los ingenieros de la NASA confiarán en la instalación de acústica móvil, compuesta por más de cincuenta micrófonos de placa de presión dispuestos en una cuadrícula, para medir con precisión las emisiones de ruido del vehículo. El objetivo: sentar las bases de un futuro marco regulatorio que regule el uso de estos taxis en las ciudades.

taxi volador nasa
Una ilustración de un taxi volador en un entorno urbano. Crédito: NASA

El menor ruido posible

Los equipos de la NASA utilizarán estos datos para comparar el ruido del eVTOL con otros dispositivos más convencionales. El objetivo es garantizar que este dron pueda se integra fácilmente en el paisaje urbano sin agregar contaminación acústica adicional.

Siempre hemos creído que una huella acústica mínima es esencial para hacer de la aviación una parte práctica de los viajes diarios sin comprometer la calidad de vida.“Dijo el fundador y director ejecutivo de Joby Aviation, Joe Ben Bevirt. “Estamos increíblemente orgullosos de haber trabajado en estrecha colaboración con la agencia durante los últimos diez años y de ser la primera empresa de eVTOL en volar como parte de su campaña para demostrar el perfil acústico de nuestra aeronave.“.

Jody Aviation espera la certificación de la Administración Federal de Aviación (FAA) desde 2023. Si todo sale según lo planeado, entonces la compañía podría comenzar a brindar servicios comerciales de pasajeros a partir del año siguiente.