La NASA publica el primer mapa detallado del interior de Marte

Gracias a la misión InSight, la NASA pudo determinar la estructura interna de Marte hasta su corazón, destacando varias diferencias con nuestro planeta. Este avance científico se informa en un trío de artículos publicados en la revista. Ciencia.

Una primera tarjeta “interior”

El manto de la Tierra se vio por primera vez en 1889, cuando surgieron en Alemania las ondas sísmicas de un terremoto en Japón. El núcleo externo líquido de nuestro planeta no se descubrió hasta 1914, y el núcleo interno sólido se reveló en 1936. Se realizaron mediciones similares de la luna durante las misiones Apolo. Ahora tenemos métricas similares para Marte.

Debemos este trabajo al módulo de aterrizaje InSight. Al llegar al lugar en noviembre de 2018, la misión registró varios terremotos. La mayoría han ocurrido a poca profundidad, pero algunos han emanado de las entrañas del planeta. Los responsables de la misión, al evaluar los cambios en la velocidad y dirección de estas ondas durante su dispersión por el planeta, pudieron elaborar un primer mapa detallado de su interior.

Este trabajo, que representa un gran avance en la sismología planetaria, también será útil para estudiar otros mundos al proporcionar a los investigadores un ejemplo diferente del sistema Tierra-Luna. “Si eres médico y solo practicas con un paciente, no serás un buen médico.“, Señala Mark Panning, sismólogo planetario del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

marte insight
Crédito: NASA

Una corteza rígida

Estos datos confirmaron que la corteza marciana es más gruesa en las tierras altas del sur y más delgada en las tierras bajas del norte, donde alguna vez se formaron océanos efímeros. En promedio, la corteza planetaria tiene entre 24 y 72 km de espesor. Esta corteza también se divide en tres: una capa superior compuesta principalmente por roca volcánica “desmenuzada” por impactos de meteoritos, una capa intermedia de roca volcánica más densa y una capa inferior cuyas propiedades aún no están claramente establecidas.

Como el de la Tierra, el manto de Marte es mucho más grueso que su corteza. Por el contrario, la parte rígida del manto superior, que es la base de las placas tectónicas de la Tierra, tiene aproximadamente el doble de espesor en Marte. Esto podría explicar la ausencia de placas tectónicas en nuestro vecino. De hecho, tal rigidez podría haber evitado la fragmentación de las capas superiores de Marte en placas individuales.

Pérdida de calor

Las ondas sísmicas que llegan a InSight también sugieren que el manto de Marte tiene la mitad del grosor del de la Tierra. Por tanto, esta falta de aislamiento habría exacerbado la pérdida de calor del planeta durante su tumultuosa juventud. Es por eso que este abrigo está relativamente frío hoy. Sin embargo, en la Tierra, sabemos que la actividad volcánica es impulsada esencialmente por el movimiento del calor interno hacia la capa externa. Finalmente, la estructura de este manto podría explicar por qué Marte, anteriormente muy activo geológicamente, ahora está letárgico.

Este delgado manto también podría explicar, al menos en parte, la pérdida del campo magnético de Marte durante su juventud. En la Tierra, el campo magnético es alimentado por la circulación de corrientes de hierro-níquel en su núcleo exterior líquido. Marte tenía una circulación similar, pero la falta de calor finalmente bloqueó el flujo de estas corrientes. Privado de un escudo protector, Marte finalmente perdió su atmósfera, luego su agua líquida.

conocimiento
Uno de los paneles solares del módulo de aterrizaje cubierto de polvo el 14 de febrero de 2020. Créditos: NASA / JPL

Finalmente, los datos de InSight permitieron estimar el tamaño del núcleo marciano: aproximadamente 3.670 km. También está “comprimido” por el resto del planeta, lo que sugiere que no es muy denso. Como en la Tierra, todavía contiene una preponderancia de hierro y níquel, pero por lo tanto también debe contener otros elementos ligeros, como oxígeno, azufre e hidrógeno.

Sin embargo, ningún terremoto registrado por Insight ha sido lo suficientemente poderoso como para llegar al verdadero corazón del planeta. Además, todavía no está claro si Marte, como la Tierra, ofrece un núcleo interno sólido. Esperando que la misión, recientemente prorrogada hasta diciembre de 2022, nos permita responder a esta pregunta.