Los celacantos pueden vivir un siglo, mucho más de lo que pensaba la ciencia

La esperanza de vida de los celacantos, “peces fósiles”, ha sido reevaluada recientemente. Al utilizar tecnologías más precisas que antes, los investigadores franceses descubrieron que las observaciones anteriores estaban muy lejos de la realidad.

El celacantos, dpez centenario

Los celacantos (o celacantiformes) son peces verdaderamente excepcionales. Si bien el primer espécimen vivo observado por humanos data de 1938, habrían aparecido allí. hace unos 350 millones de años . Desde entonces, sabemos que desde su aparición en la Tierra, estos peces han cambiado muy poco. En febrero de 2021, tras la identificación de 62 nuevos genes Sin embargo, en su herencia genética, un estudio canadiense anunció que los celacantos continuaban su evolución lenta pero segura.

Estos “peces fósiles” son, por tanto, siempre objeto de investigación, y cada vez nos permiten conocer más sobre ellos. Un estudio publicado en la revista Current Biology el 17 de junio de 2021 sugiere que la ciencia se equivocó en gran medida sobre su esperanza de vida. Según un equipo del Ifremer Centre Manche Mer du Nord (Francia), los celacantos viviría cien años, o cinco veces más de lo que se pensaba.

Celacanto africano
Crédito: Bruce ASHenderson / Wikipedia

Anteriormente, la estimación de la edad de los celacantos se basaba en sus anillos de crecimiento, lo que les daba apenas veinte años. Es por ello que estos peces se encontraban entre los de mayor desarrollo, dado su imponente tamaño (entre 1,50 a 1,80 m de largo por 90 kg). También hay otras características que hacen muy sorprendente su presunta esperanza de vida, como su metabolismo y reproducción que suele caracterizar a los peces con una larga historia de vida.

Nuevas técnicas para nuevos datos

Los investigadores de Ifremer han analizado 27 ejemplares de celacantos perteneciente a la colección del Museo Nacional de Historia Natural de París (MNHN), una de las más importantes del mundo. Para ello, aplicaron nuevos métodos como microscopía de luz polarizada o una tecnología de interpretación de escalas. Este último permite estimar con mucha precisión el crecimiento corporal de los individuos. Los investigadores pudieron así identificar círculos de tamaño muy pequeño a diferencia de los anillos “viejos” (imperceptibles en las escamas) que resultan ser los lineas de crecimiento real de estos peces. También estudiaron dos embriones y calcularon la duración de la gestación en función del tamaño de la descendencia al nacer. Los pequeños celacantos permanecerían nada menos que cinco años en el vientre de su madre.

Este estudio podría tener fuertes implicaciones para la conservación de esta especie que se encuentra en peligro crítico de extinción en la Lista Roja de la UICN, según un comunicado. De hecho, las especies que se desarrollan lentamente están particularmente expuestas porque su ciclo reproductivo lleva mucho más tiempo.

Los investigadores dicen que quieren realizar más estudios. Esto incluirá la realización análisis de química a microescala. ¿La meta? Comprende si existe un vínculo entre la temperatura y el crecimiento del celacanto. Esto podría dar indicaciones sobre los efectos del calentamiento global en este tipo de peces.