Los perros pueden estar celosos de un “supuesto rival social”

Muchos propietarios descubren que su perro a veces puede mostrar signos de celos. El hecho de que los perros estén celosos de un potencial rival social demuestra que son conscientes de sí mismos, según un estudio reciente.

Los perros pueden estar celosos al ver a un rival

Los perros pueden estar celosos de una situación en la que no se encuentran. Por ejemplo, esto puede suceder cuando un guía ha acariciado a otro perro que no es el suyo en su ausencia. En realidad, esta forma de celos podría tener su origen un supuesto rival social, incluso si se trata, por ejemplo, de un perro falso como un peluche o una simple manta. Amalia Bastos es estudiante de doctorado en la Universidad de Aucklaud (Nueva Zelanda), experta en psicología canina. En un estudio que apareció en la revista Psychological Science el 7 de abril de 2021, ella y su equipo intentaron averiguar qué pasa en la mente de un perro cuando algo lo pone celoso.

“La investigación ha confirmado lo que muchos dueños de perros creen firmemente: los perros exhiben un comportamiento celoso cuando su compañero humano interactúa con un rival potencial”, dijo Amalia Bastos.

Experiencias muy significativas

En los humanos, el sentimiento de celos es en conexión con la autoconciencia. Por tanto, la mayoría de las personas celosas sufren de falta de confianza en sí mismas. Si los perros son capaces de expresar celos, ¿significa eso que son conscientes de sí mismos? Como parte de este trabajo, los investigadores realizaron ejercicios con dieciocho perros. Los animales presenciaron una escena en la que sus dueños acariciaban a un perro falso, una manta polar o un cilindro.

La peculiaridad de estas pruebas era que los investigadores habían puesto una barrera entre el perro real y su dueño. Sin embargo, esta barrera solo enmascaraba lo que el maestro acariciaba y no el maestro mismo. Entonces, el perro de verdad vería a su dueño acariciar algo sin saber qué era. Otra prueba consistió en imitar una caricia imaginaria direccionando un solo cilindro.

celos de perro 2
Créditos: captura de YouTube / Animal Minds

Usando un dinamómetro, los científicos encontraron que los perros tendían a más tirar de sus correas cuando era un perro falso. Esto permitió a los investigadores concluir que se suponía que la noción de rival social era el desencadenante de los celos de los perros. Esto también dejó en claro que el cilindro no estaba identificado como rival. Además, estos celos pueden surgir a la vista de tal rival, pero también oliendo el olor de otro perro.