¿Qué es este “motor de detonación oblicua” que podría permitir que un avión alcance Mach 17?

Investigadores estadounidenses están trabajando en un tipo particular de propulsión hipersónica. Si su teoría se materializara algún día, permitiría a los aviones volar a más de 20.000 km / h (Mach 17).

Mach 17: ¡Velocidad loca!

Normalmente, un vuelo París-Tokio tarda una docena de horas. ¿Y si esto fuera posible en solo media hora? En este caso, sería necesario poder volar dispositivos a una velocidad diecisiete veces mayor que la del sonido, o 20.991,6 km / h (Mach 17) o diez veces la velocidad máxima del famoso Concorde. Los aviones de pasajeros e incluso los jets privados están actualmente lejos de tal desempeño. Sin embargo, esperar algún día alcanzar este tipo de velocidad no sería descabellado, según un equipo de investigadores de la Universidad de la Universidad de Florida Central (Estados Unidos). En un comunicado de prensa publicado el 11 de mayo de 2021, los científicos detallan una teoría que no data de ayer.

Recuerde que para obtener una velocidad de Mach 17, la propulsión que ofrecen los motores a reacción actuales no es suficiente. Según los investigadores, es mucho más eficaz libera energía de repente en lugar de transmitirlo. Para demostrar su visión, crearon una cámara de reacción hipersónica de ondas oblicuas.

Avión Concorde
¡Una velocidad de Mach 17 significa ir diez veces más rápido que el Concorde!
Crédito: Senohrabek / iStock

Una nueva técnica

Aún debes saber que el sistemas de propulsión de detonación han sido objeto de investigación desde la década de 1960. Sin embargo, la reacción de detonación que se usa ampliamente para las bombas no es fácil de estabilizar. Por un lado, esta misma reacción dura solo unos pocos milisegundos y, por otro lado, la cantidad de energía resultante no se controla fácilmente. Ya se han explorado dos técnicas. En 2008, el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea de EE. UU. Probó motores creando una serie de explosiones repetidas. En 2020, investigadores de la Universidad de Florida Central (UCF) demostraron un motor de detonación giratorio. Este es un tipo de dispositivo en el que las ondas de choque desencadenan más detonaciones en un canal en forma de anillo.

Esta vez, los científicos de la UCF han desvelado una tercera técnica. Esto implica la presencia de una rampa inclinada dentro de la cámara de reacción. La meta ? Confina la onda de choque dentro de la cámara de combustión. Según estos investigadores, las ondas de detonación oblicuas son estacionarias, lo que obviamente no es el caso de las ondas de detonación giratorias. Durante sus pruebas, la onda de detonación fue sostenido durante tres segundos. Esta duración parece ser baja, pero podría mejorarse en un futuro próximo.

Este prometedor sistema de propulsión hipersónico podría, más allá del sector de la aviación, beneficiar al dominio del espacio. De hecho, esto podría permitir el lanzamiento de cohetes a la órbita al tiempo que se ahorra una cantidad significativa de combustible. No obstante, también podría (en un caso indeseable) ayudar a crear misiles que no requerirían explosivos para ser devastadores.