Un extraño arco de galaxias visto en el Universo distante

Un equipo de astrónomos anuncia que han aislado una gigantesca hilera de galaxias que abarcan más de 3.300 millones de años luz. Si se confirma el descubrimiento, sería una de las estructuras más grandes jamás identificadas en el Universo.

El principio cosmológico de homogeneidad e isotropía nos dice que el Universo es homogéneo en el espacio. En otras palabras, su apariencia general no depende de la posición del observador. Por tanto, cada sección del Universo debe ser más o menos similar. Sin embargo, en este modelo, las estructuras que abarcan más de 1.200 millones de años luz se consideran “inconsistencias”. En otras palabras, no debería existir. Sin embargo, está claro que están muy presentes.

Estructuras que están más allá de la comprensión.

En los últimos años, los astrónomos han aislado varios. Un ejemplo es la Gran Muralla de Sloan, una pared gigante de galaxias que se extiende por más de 1.500 millones de años luz de diámetro. O el “Muro del Polo Sur”, una estructura similar que se extiende por más de 1,37 mil millones de años luz.

Pero es la Gran Muralla Hércules-Corona Borealis la que rompe todos los récords. Este filamento galáctico ubicado en las constelaciones de Hércules y la Corona Borealis de hecho se extiende sobre más de diez mil millones de años luz. Hasta la fecha, es la estructura más grande y masiva conocida en el Universo observable.

En un trabajo reciente, un equipo de la Universidad de Central Lancashire, Reino Unido, ha identificado otra estructura similar que consta de galaxias agrupadas en forma de arco. Situado en 9.2 mil millones de años luz, este “leu leu leu galáctico” se extendería más de 3.300 millones de años luz de diámetro. Y eso está empezando a hacer mucho.

“El creciente número de estructuras a gran escala que exceden el límite de tamaño de lo que se considera teóricamente viable es cada vez más difícil de ignorar”., dice la astrónoma Alexia López, autora principal del estudio presentado en la 238ª reunión de la Sociedad Astronómica Estadounidense.

Una ligera incertidumbre

Para este trabajo, los investigadores utilizaron datos del Sloan Digital Sky Survey para analizar la luz de más de 40.000 cuásares. Estas son galaxias muy brillantes iluminadas por la actividad de su agujero negro supermasivo central.

Cuando la luz de estas galaxias pasa a través del gas en el espacio intergaláctico, se absorben ciertas longitudes de onda. Estas líneas de absorción espectral se pueden utilizar para trazar un mapa de la distribución de la materia en el Universo. Aquí, la firma de este “arco galáctico” estaba en los átomos de magnesio que habían perdido un electrón. La luz de uno de los quásares estudiados, absorbida por estos átomos, parecía trazar una curva casi simétrica de docenas de galaxias que cubrían aproximadamente una decimoquinta parte del radio del Universo observable.

La estructura en sí es obviamente invisible a simple vista, pero si pudieras verla, cubriría unas veinte veces el ancho de una luna llena, señala. Noticias de ciencia.

galaxias de arco
Los astrónomos usaron luz de cuásares distantes (puntos azules) para mapear dónde esta luz fue absorbida por átomos de magnesio en los halos (puntos oscuros) que rodean galaxias prominentes. El arco de la galaxia se encuentra en el centro de la imagen. Crédito: Alexia Lopez

Finalmente, tenga en cuenta que estos trabajos tienen un nivel de confianza del 99,9997%, o 4,5 sigma. Por lo tanto, todavía hay un pequeño grado de incertidumbre antes de que podamos esperar a que el patrón oro de 5 sigma valide completamente el descubrimiento. Ya se han planificado análisis de seguimiento.